Pueden habitar cualquier lugar de la casa: baños, cuartos, sala, cocina, comedor, salón de estar. Ningún espacio las excluye, pues alegran, purifican y dan vida al lugar donde se pongan.

Desde siempre las matas han tenido esa capacidad y son la atracción de muchos hogares, sin embargo hoy, las materas en las que se siembran también ganan protagonismo como elemento de decoración por sus formas, colores, materiales y recipientes fuera de lo tradicional.

Elementos antes impensables como teteras, vasos, utensilios de hojalata, madera, plásticos y hasta copas se valen para sembrar. Aquí lo importante es la imaginación.

Les contamos las claves con que seis antioqueños ejemplares trabajan por el desarrollo de la región

Lo usual es oír sus declaraciones a nombre de las entidades que representan, pero poco o nada se sabe de sus fórmulas personales para comandar iniciativas determinantes para el progreso social y económico de Antioquia.

Incluso, prefieren la prudencia, huyen de los reflectores de los medios y siempre hablan por las organizaciones que lideran usando el plural, como un esfuerzo conjunto, y se abstienen al máximo de posar por protagonistas, pero lo son.

Al final, con su estilo gerencial, las iniciativas que timonean se deben hoy a buena parte de las decisiones que toman con un criterio alimentado por la experiencia, el conocimiento y los principios que han forjado su personalidad.

Mauricio Pérez, gerente del Idea, habla de este plan de 5.000 microcréditos y de logros en saneamiento financiero. Anunció acuerdo de venta de Plaza de la Libertad.

Que el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea) está en transformación no solo lo reflejan los trabajos internos en la sede de La Alpujarra, donde se mejoran las oficinas y la parte tecnológica, con una inversión de 10.600 millones de pesos.

También, la reorganización de las inversiones estratégicas, al decidir vender su participación en el Fondo de Garantías S.A., en Fogansa S.A. y en Financiera Dann Regional Compañía de Financiamiento S.A., luego de obtener la aprobación de la Asamblea de Antioquia.

Y ahí no para, según lo afirma su gerente, Iván Mauricio Pérez. Ya está en el horno el proyecto de la creación del Banco de las Oportunidades para Antioquia, que buscará apalancar a los microempresarios.

Su misión, dijo, ha sido sanear financieramente la entidad, al señalar que encontró diversas irregularidades de la pasada administración departamental, las cuales quedaron consignadas en las dos partes del Libro Blanco del Gobernador, Sergio Fajardo. Estos los planteamientos del gerente del Idea.

A pesar del potencial de este mercado de 500 millones de consumidores, "nos cogió la noche" para el desarrollo de la infraestructura.

La recuperación de las principales economías de la Unión Europea y las proyecciones para 2014, del 1,5 por ciento en el Reino Unido, el 1,3 por ciento en Alemania, el 0,8 por ciento en Francia o del 0,9 por ciento en el consolidado de la Zona Euro, abren grandes posibilidades para el repunte del comercio y para colocar en ese mercado los productos colombianos, libres de arancel, al amparo del Tratado de Libre Comercio que entró en vigencia el primero de agosto.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro: aunque Alemania, Bélgica, Holanda, Irlanda, España y Portugal figuran entre los principales clientes colombianos, tanto en exportaciones como en importaciones, los costos de la logística, por la debilidad en la infraestructura, hacen muy difícil acceder a esos mercados.

Según datos de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), apoyados en informes del Banco Mundial, mientras en Colombia el costo de transporte de un contenedor de una planta industrial a un puerto cuesta unos 2.255 dólares, con tiempos de trámite de 14 días (preparación de documentos, autorización en Aduanas, manejo en puertos y transporte) y 2.830 dólares para importar (con un tiempo de 13 días), Chile, por ejemplo, puede llegar a esos mercados con un costo de 980 dólares por contenedor yen 15 días.

Otros casos para comparar: Perú, que también firmó TLC con ese bloque de 28 países, puede llegar en 12 días, con un costo de 1.450 dólares por contenedor. Y México llega con un contenedor a la Unión Europea en 12 días, con un costo unitario de 1.450 dólares, en tanto que los países de América Latina y El Caribe lo hacen en 17 días, pero con un costo inferior, de 1.268 dólares para exportar y de 1.612 dólares para importar.

Proyectar el futuro de una empresa no es nada fácil, dado que requiere integrar dos herramientas fundamentales: la parte comercial y la parte financiera. Pero ¿cómo hacerlo?, siga las recomendaciones.

Manejar una empresa y sostenerla siempre en el mismo nivel no es una tarea sencilla, para lograrlo se necesita llevar un equilibrio y armonía en todas las áreas de las que ella depende.

El éxito de su inversión depende de la dedicación y el seguimiento que lleve juiciosamente sobre el rendimiento financiero de la misma.